Seleccionar página

Cerrajeros Urgentes
Existen gran cantidad de portones, sin embargo, en los sectores rurales, es común encontrar aquellos portones que son de metal con hojas, es decir, aquellos que están hechos todos de metal, pero que están divididos en partes, llegando estos a doblarse como si fuese un acordeón, en ciertas ocasiones pueden incluir una puerta dentro de las mismas hojas de metal.
Estos portones por lo general, llegan a ser muy pesados, de aquí que la mayoría de las veces deban ser abiertos por dos personas, te lo indicamos para que estés consciente que durante el mantenimiento es probable que requieras ayuda de alguien más.
Los elementos para realizar mantenimiento al portón son:
Un martillo para poder, retirar las bisagras o bien para acomodar cualquier doblez en la hoja de metal.
Un destornillador, útil para el mismo proceso de retirar las bisagras.
Unos guantes, porque el trabajo es manual, y probablemente el uso de las herramientas, haga roce con tu piel pudiendo ocasionarte peladuras o llagas, se previsivo siempre.
Puedes necesitar ayudante mecánico, este sirve para ablandar las bisagras, o en todo caso puedes utilizar grasa mecánica, o en su defecto aceite comestible, si este último es el que tienes procura aplicarlo con la ayuda de un algodón para evitar así derrames.
Agua y un paño grueso, esto es para retirar toda clase de sucio que el portón tenga acumulado.
Proceso para hacer mantenimiento al portón.
Lo primero que debes realizar es asear el portón, todo esto con la finalidad de que puedas trabajar sobre el área limpia, lo mejor para limpiar los portones de metal son los lavaplatos; así que presta atención con el paño sumergido en lavaplatos lo vas a pasar sobre el portón y vas a aguardar por espacio de 30 minutos, luego vas a proceder a retirar con agua; el tiempo de espera es para que todo sucio incrustado pueda ser removido con gran facilidad.
Procede a abrir el portón con mucho cuidado, luego procura ir retirando las hojas, esto lo harás con la ayuda de un destornillador de paleta y el martillo, colocarás el destornillador sobre el clavo que une las bisagras y le iras dando pequeños golpes con el martillo, hasta que aquel ruede de un extremo a otro, esta es la parte en la que comenzarás a necesitar la ayuda de alguien, repite el proceso en todas las bisagras hasta que las hojas de metal estén desmontadas todas.
Procede a colocar las hojas, sobre la superficie, asegúrate que está éste lisa, luego procede a darles con el martillo, a todas aquellas partes que presenten descuadres, los golpes con este deben ser secos, es decir, deben ser con precisión pero sin ejercer tanta fuerza.
Luego pasarás a asear todas las bisagras, esto lo harás con la ayuda de una brocha humedecida para poder retirar todos los sucios que no hayan logrado ser removidos con el lavaplatos, sigue con el secado de las mismas.
Con la ayuda de un algodón impregnado en ayudante mecánico, grasa o aceite vegetal, comienza a untar las bisagras, esto lo harás con la finalidad de que las mismas no se resientan, permitiendo con ello, un abrir y cerrar del portón muy sencillo.
Procede a limpiar la cerradura, con la ayuda de la brocha, trata de colocar en su interior un poco de ayudante mecánico para que el abrir con la llave resulte muy sencillo.
Ahora levanta las hojas, y ve colocándolas una por una, con la debida colaboración de tu ayudante, y listo de forma muy sencilla haz logrado hacer el mantenimiento de tu portón y te habrás aliviado grandes inconvenientes.

[Total:0    Promedio:0/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra , pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies