Seleccionar página

Cerrajero superprofesional
Hay ocasiones en donde dejamos la llave olvidada en casa de un amigo, la hemos perdido o en los peores casos nos la han robado.
Ahorra el dinero de llamar al cerrajero y sigue los pasos o métodos que te expondremos. Ya que sabemos que llamar a un cerrajero para resolver este problema podría resultar unos gastos extras. Hay que decir que estos métodos servirán más que todo para las puertas de los baños, cuartos u oficinas.
Una de las ventajas de los métodos que te explicaremos es que no tienes que gastar, sino que con los mismos objetos que tenemos en nuestro hogar nos pueden ser de utilidad para realizar esta tarea de abrir la puerta.
El método del clip
Puedes utilizar un clip para abrir la cerradura, ya que es muy útil para conseguir el objetivo deseado. Este proceso requiere un poco de práctica y habilidad, por lo que si no lo consigues en la primera ocasión no te rindas, sino que sigue intentando con paciencia, puesto que la práctica dará experiencia.
Utiliza el clip para colocarlo con forma de gancho, estíralo completo y luego dóblalo para obtener la forma deseada. Luego de haber convertido el clip en un gancho, introdúcelo en la cerradura hasta que llegue al fondo de ella, empuja el gancho para que haga las veces de la parte superior de una llave y gírala para que la cerradura pueda destrabarse.
Como hemos mencionado es una forma de abrir la puerta un poco complicada, pero con la práctica y la paciencia lo lograrás.
Usa una tarjeta de crédito o una radiografía
Antes de introducir la tarjeta en la cerradura, debes asegúrate que la tarjeta sea de un plástico fuerte y que tenga un poco de flexibilidad, pero ten cuidado de usar las tarjetas de crédito que estén en vigencia, ya que con el proceso podrían verse afectadas.
Luego de tener la tarjeta, agárrala e introdúcela en la parte lateral de la cerradura, comienza desde el poco de la cerradura y deslízala poco a poco, moviendo al mismo tiempo el pomo de la puerta.
Desplaza la tarjeta de arriba hacia abajo, haciendo presión o fuerza en cada movimiento, esto permitirá que la tarjeta haga contacto con el pestillo de la puerta.
Así lograrás abrir la cerradura deseada. Debes tener en cuenta que este método sirve solo para puertas regulares, y no con sistemas de seguridad avanzados.
Persevera en la realización de esta técnica, puesto que algunas puertas suelen abrir más rápido que otras.
Usa una llave Allen
Este tipo de llave tiene forma de “L” y la puedes conseguir en cualquier ferretería o en la tienda de cerrajería. Estas llaves es importante tenerlas en casa, ya que nos pueden sacar de cualquier apuro en donde se requiera la utilización de esta llave Allen.
Estas llaves vienen de diferentes tamaños, por lo que tienes que insertar la llave que encaje en la cerradura de la puerta que deseamos abrir.
Luego de haber probado que tamaño de llave encaja, inserta la llave hexagonal que corresponda en donde introducirías la llave, a continuación dale vuelta a la llave hasta que la cerradura suelte la perilla y abra.
Es otra forma de abrir la cerradura sin necesidad de mucho esfuerzo y sin haber llamado al cerrajero.

[Total:0    Promedio:0/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra , pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies